Día 14: La Reconquista

Amanece en Izvor y todo es silencio. Las alegrías, despedidas y lloros de anoche no se escuchan ya. Poco a poco comienzan a sonar las alarmas de los monitores que, ya después de 13 increíbles días de campamento, comienzan a sufrir los estragos del cansancio. Suena la música y los niños comienzan a despertar también. Nadie quiere irse.

La oración de la mañana se realiza en silencio. Nos habla de la libertad. Libertad que no debe de ser limitada pero elegida desde nuestros valores, sin perder lo que somos.

El desayuno nos da energía para afrontar el día que arranca con las responsabilidades y continua con la recogida del albergue, haciendo las maletas y dejando todo limpio.

Poco a poco comienzan a llegar los padres y para cuando nos queremos dar cuenta, el campamento ha duplicado su población con todos los familiares y amigos que han venido a vernos el día de hoy. Con todos reunidos da comienzo la misa en la que hemos tenido presente a todos los que han hecho posible este campamento; niños, padres, monitores, coordinadores…

La comida compartiendo lo que cada familia ha traído ha mantenido ese ambiente de cercanía que llevamos fraguando en el campamento todos estos días y así, compartiendo, es como todos hemos acabado satisfechos.

Y una vez terminada la comida, las primeras despedidas, esta vez de verdad, comienzan a sucederse mientras las familias van recogiendo las maletas de sus hijos e hijas y comienzan a dejar atrás el campamento de camino a casa…

 

Y así es cómo acaba nuestro viaje de 13 días por el reino de Izvor. Esperamos que hayáis disfrutado leyendo nuestras aventuras cada día del mismo modo que nosotros hemos disfrutado con la preparación y desarrollo de cada juego, actividad, catequesis y dinámica realizada en el campamento. No olvidéis dejarnos vuestros comentarios acerca que, como siempre, los leeremos. Gracias por acompañarnos en este camino y por los ánimos que nos habéis ido dando estos días. Por nuestra parte es un placer, como cada año, organizar este campamento que tanto da a todos. Hoy sólo os colgamos una foto del equipo de monitores un poco más arreglados que estos 13 días.

 

Un saludo enorme de parte de Sergio y Dani, redactores del blog y por supuesto de TODO el equipo de monitores, coordinadores y párroco que ha hecho posible este campamento.

 

¡Buenas noches y feliz verano!

 

P.D. La información referente a la recogida del CD con las fotos en la parroquia así como otros detalles se os comunicará a los padres mediante correo electrónico en breve.

Día 13: El gran banquete

Tras una noche agitada por el final de la casa del terror, el día de hoy cambia completamente de registro para dar protagonismo a nuestros soldados más veteranos. Y es que esta mañana, los acampados de 2005 se convierten durante un rato en los monitores de todo el campamento, así que tienen que despertarse pronto para levantar a todo el mundo y poner en marcha el día.

El desayuno nos ha dado las energías que nos hacían falta para afrontar el juego que, tradicionalmente, preparan siempre los mayores del campa, la Gymkhana Guarra. En este juego nos separamos en equipos (e incluso jugamos los monitores de verdad) y vamos realizando las pruebas que organizan los monitores en funciones con el objetivo de pringarnos lo máximo posible. Un rato más tarde y con mucho mejunje de olores y sabores extraños por todo el cuerpo y la ropa nos hemos pegado un manguerazo para quitarnos lo máximo posible de encima y nos hemos dirigido a la piscina a obtener una merecida sensación de fresquito en este día tan caluroso.

La comida transcurre sin problemas y durante la misma se realiza la recuperación de poderes por parte de los monitores. Ahora que todos los acampados vuelven a su rol original tenemos un rato de tiempo libre que algunos aprovechan para estar con los amigos o comenzar a recoger sus pertenencias.

Por la tarde comienza la esperada entrega de diplomas por parte de los monitores de cada equipo y un pequeño obsequio para los dos que han acabado con la primera y segunda posición respectivamente en la batalla por el trono de Izvor.

Por la noche, la cena ha tenido una disposición de las mesas algo diferente a como suele ser ya que se trata de la Cena de Gala. Cada uno de los acampados ha ido con su pareja y por tanto se sentará junto a ella para la cena. Y con las pilas cargadas de nuevo nos dirigimos al campo de fútbol que ahora se ha convertido en nuestra discoteca para bailar un buen rato.

Pero aunque nos cueste admitirlo y queramos que esto se prolongue mucho más, el campamento está llegando a su fin y por ello, cuando las canciones pasan a tener un corte ligeramente más triste, gran parte del campamento rompe  llorar porque se dan cuenta de que mañana es el día en que nos despedimos por este año de esta pequeña gran familia que hemos formado estos últimos días.

La oración de esta noche se trata de una carta que nos hace llegar nuestro amigo Jesús de Nazaret a cada uno de nosotros de forma personal.

Con los sentimientos a flor de piel nos despedimos del día de hoy hasta mañana intentando dormir y descansar para estar listos para mañana.

Un saludo y, ¡hasta mañana!

P.D. Os esperamos a todos en el campamento sobre las 11:30 con ganas de pasar un buen rato junto a vuestros hijos y los monitores y de picotear de lo que traigáis entre todos.

Día 12: La Caza de Brujas

Esta mañana nos hemos despertado algo más inquietos de lo normal, y es que a pesar de que estamos acabando el campamento, una serie de fuerzas malignas se sienten en el aire, son las brujas sobre su escoba.

Y es que hoy hemos vivido el temido día de la Noche del Terror, enfocada como una casa de exterminio de brujas, con distintas salas de tortura y restos de antiguas brujas.

Aunque por la mañana el horario ha sido similar a los demás días, el resto del día, tras la comida, ha estado centrado en la preparación del pasaje del terror mientras que los niños han estado en la piscina y viendo una película en el comedor exterior del campamento. Tras la cena en el exterior del campamento, el campamento se ha convertido en la sede de la Santa Inquisición.

No hemos tenido apenas la oportunidad de hacer fotos debido a las tareas de organización, pero mañana con la entrada del día 13 volveréis a tener fotos como siempre. Mientras, os dejamos una de nuestro equipo ataviado tras el final del pasaje del terror.

Postdata: Os recordamos que el domingo os esperaremos en el campa sobre las 11:30 y después de la misa, tendremos una gran comilona con todo lo que traigáis.

 

Día 11: Las Cruzadas

Con la rebelión de ayer apaciguada y los ánimos más calmados, esta mañana nos hemos levantado con un objetivo común: ¡combatir en las cruzadas!

Pero ya sabéis que nuestros soldados y nuestras guerras no son tan belicosas como puedan sonar en un principio, por lo que hemos comenzado el día con una oración que nos recordaba que las personas somos muy diferentes entre sí y que no por ello somos menos iguales unos de otros. El hecho de ver a las personas distintas a nosotros como algo malo es una cosa que todos deberíamos de corregir.

El desayuno nos ha brindado la fuerza necesaria para comenzar un día en el que tras realizar las responsabilidades de la mañana hemos preparado nuestras mochilas y ropas cómodas para salir a hacer una corta marcha hasta la Ermita de Fuentidueña donde hemos conocido parte de la historia del pueblo que resultaba ser un lugar fronterizo entre los reinos musulmanes y cristianos tiempo ha.

Aunque el calor ha resultado ser un enemigo complicado de combatir y algunos acampados y monitores lo han sufrido un poco más que otros, hemos cumplido con éxito el objetivo de la excursión. Ya de nuevo en el albergue hemos podido descansar del calor en nuestros aposentos, nos hemos pegado una más que bien recibida ducha y hemos recuperado fuerzas con una comida que ha sentado como nunca antes a todos nuestros soldados hambrientos y agotados por todo el cansancio acumulado en todos estos días de campamento con tantas actividades, juegos, talleres, deportes y demás que entre todos disfrutamos.

El resto del día ha transcurrido con normalidad. Aprovechamos hoy para presentaros los últimos dos talleres que faltaban: el taller de periódico, donde nuestros acampados publican artículos, entrevistas y pasatiempos para entretener y mantener informados a todo el reino de Izvor y el taller de llaveros de canicas donde, al igual que en otros talleres, nuestros acampados se convierten en auténticos maestros artesanos para realizar un original llavero valiéndose de un trozo de cuerda y una canica.

El juego de la tarde ha llevado a nuestros soldados a participar en la gran búsqueda en el reino de Equalia para ganarse el favor de su rey en el camino a convertirse en el mejor ejército para Izvor. Tras esta labor, hemos realizado una parada técnica por la piscina para refrescarnos y gastar un poco más de energía antes de la cena.

Finalmente, el juego de la noche nos ha puesto de nuevo a luchar en una guerra por el reino de Equalia en donde los reinos del Norte, el Sur y el Valle han tenido unas duras escaramuzas y combates. La oración de la noche nos ha vuelto a dar una lección para llevarnos a la cama donde se nos ha hablado la ayuda a los demás y la superación de los problemas.

Cansados y comenzando a ver en el horizonte el final de nuestro viaje de dos semanas por las tierras de Izvor nuestros soldados se dirigen a dormir y descansar para recuperarse del duro día vivido.

Un saludo y, ¡hasta mañana!

Día 10: Sublevaciones

Como en todo ejército, siempre hay puntos en los que sus soldados difieren con las órdenes de los reyes, y así es como empezamos el día de hoy.

En la oración de la mañana hemos empezando hablando sobre nuestro objetivo como cristianos, ser la sal de la vida, darle sabor  a nuestra vida y a la de otros, que sin Dios no son capaces de encontrar una vida completamente “sabrosa”.

Tras el desayuno de los sublevados hemos iniciado las responsabilidades, donde hemos visto como los primeros soldados dejaban de obedecer… Al menos en las catequesis sí han conseguido estar más atentos, pero no sería más que la calma antes de la tempestad.

Así hemos ido a deportes para cansar a nuestros ejércitos y poder controlarlos mejor, tras lo cual, con un baño en la piscina y una comida en abundancia nos hemos dispuesto a comenzar los talleres, que avanzan con regularidad y constancia.

Por la tarde, hemos tenido: La Gran Batalla de Agua, donde los sublevados competían contra los reyes y entre ellos para poder controlar la mayor cantidad de agua y así, poder vencer la batalla final. Al finalizar esta gran batalla, los ejércitos se han duchado y relajado para la cena.

En el juego de la noche, los soldados tenían que conseguir todo el dinero posible sin ser alcanzados por los otros ejércitos, que te podían robar. Con este dinero podrían comprar materiales necesarios para finalizar las sublevaciones, objetos como armaduras, arcos, espadas…

Acabamos el día con la oración de la noche, hoy dedicada a los padres y a cómo debemos de respetarles y quererlos, pues son las personas que mas nos cuidan y quieren, y que pase lo que pase, van a estar a nuestro lado.

Buenas noches y hasta mañana.

 

Día 9: El Gran Torneo

Tras la visita al vecino reino de Krompit mientras esperábamos que terminase de pasar la peste por Izvor, hemos podido regresar y despertar hoy en nuestras tierras.

Como cada mañana, nuestros soldados se han dirigido a la capilla para realizar la oración de la mañana, que hoy se enfocaba en la fortaleza, el esfuerzo y la constancia, herramientas que necesitamos todos los cristianos para poder seguir adelante con nuestros sueños y ser capaces de cumplir el plan que Dios tiene para cada uno de nosotros. Con todas estas cosas aprendidas nos hemos dirigido al comedor para cargar las pilas y poder afrontar el resto del día con energías.

Tras realizar las responsabilidades de cada equipo hemos comenzado con las catequesis que continuaban la temática de la oración de la mañana, profundizando más en estas herramientas o cualidades que un buen cristiano debe tener. El resto de la mañana se ha desarrollado como otra cualquiera con su tiempo de deportes y la piscina mañanera que nos ha permitido refrescarnos para soportar el resto del día contra el calor.

Después de la comida nos hemos dirigido a los talleres, y por ello hoy os presentamos el Taller de Relajación donde los acampados aprenden, como su nombre indica, una serie de técnicas de relajación para dar un poco de descanso tanto al cuerpo como a la mente en estos días tan ajetreados.

El juego de la tarde nos ha puesto en situación con la fiesta que se ha preparado en torno al Gran Torneo. Por ello nuestros soldados han tenido que participar en una carrera de “cuádrigas” compuestas por varios miembros de un equipo mientras superaban una serie de pruebas para ver quién se alzaba con la victoria.

Una segunda piscina nos ha servido para quitarnos el calor acumulado en el juego anterior y nos ha dejado con muchas ganas de cenar y de jugar al juego de la noche que ha consistido en conseguir comprarle ropajes a un caballero harapiento que llegaba al reino completamente desvalido.

La oración de la noche nos ha invitado a cerrar el día dándole gracias a la Virgen María y nos hemos dirigido todos a la cama a disfrutar de un merecido descanso.

Un saludo y, ¡hasta mañana!

Día 8: El Rescate

Hoy hemos tenido la suerte de poder dormir media hora mas!!

Como cada día comenzamos con la oración mañanera hablando sobre tender puentes entre personas, nuevas relaciones y cuidar las ya existentes. Tras el desayuno nos ha tocado hacer revisión de habitaciones e informar que debido al calor no hemos podido realizar la excursión a Fuentidueña del Tajo, así que nos ha tocado reorganizar todo el día.

La mañana se ha seguido desarrollando como los demás días, pero con una excepción, hoy los deportes han sido por equipos de talleres, se han hecho varios reyes de la pista e incluso se ha llegado a jugar contra monitores!

Con un refrescante y largo baño en la piscina, hemos comido los bocatas de la excursión en el territorio de Izvor, disfrutando de nuestro terreno sombreado y fresco.

Por la tarde, hemos tenido una catequesis especial, el encuentro de Emaus, dedicada a escuchar y por ello hemos hecho que cada mayor (2005,2006,2007) formase pareja con un pequeño (2008,2009,2010) para que los considerados mayores escuchasen y conociesen a los pequeños, y viceversa. Tras esta dinámica, que a mas de uno ha servido para desahogarse, hemos dejado un tiempo de confesión y hablar todas las dudas con los catequistas mientras veiamos la película del Gran Showman, y les dábamos la merienda.

El juego de tarde ha comenzado con un bingo y luego tenían que hacer pruebas por equipos de deportes con la restricción impuesta por un dado gigante que retenía hasta 6 niños del equipo, es decir, podían hacer la prueba que les tocaba tras esa tirada.

Por la noche, nos hemos mudado hoy al reino de Krompit, donde nos han invitado a la coronación del príncipe, pero nos han sorprendido con el asesinato de este mismo, por lo que nuestros ejércitos tuvieron que encontrar al culpable.

Con la oración de la noche y el cansancio de los días pasados, los soldados han caído rendidos en la cama soñando con todo un día lleno de emociones y experiencias nuevas como la catequesis.

Buenas noches y hasta mañana.

 

Día 7: La feria medieval

♪♫ ¡A San Fermín pedimos, por ser nuestro patrón, nos guíe y nos ayude, dándonos su bendición! ¡VIVA SAN FERMÍN! ¡GORA SAN FERMÍN! ♪♫

Como ya os anunciamos ayer, hoy hemos amanecido con nuestros tradicionales encierros de San Fermín, canto inicial incluido, por supuesto.

Esta actividad que se adoptó tiempo ha en el reino de Izvor ha pillado desprevenidos a los soldados más novatos, pero los que ya se han curtido en batalla anteriormente durmieron con las armaduras de batalla listas para la acción. Tras un rato huyendo de los bravos toros, nos hemos reunido en la capilla para la oración de la mañana, que como el resto de la temática del día, se centraba en la alegría, un don muy importante para todos nosotros y en nuestro día a día.

Hambrientos, nos hemos dirigido al comedor a desayunar para reponer fuerzas para afrontar el resto del día centrado y poder realizar las tareas de las responsabilidades. Tras cumplir con nuestras obligaciones para con el reino nos hemos dirigido a la catequesis donde, continuando con lo aprendido en la oración de la mañana, hemos seguido profundizando en la alegría, que es mucho más que un sentimiento y debemos de compartirla con los demás.

La guerra es un arte, pero no es el único en el que están versados nuestros ejércitos, por ello, y teniendo en mente la misa de la tarde, hemos dedicado un buen rato antes de la comida para ensayar las canciones que cantaríamos más adelante. Esto nos ha vuelto a abrir el apetito, así que la comida ha sido muy agradecida por todos.

Y por fin, tras una semana de espera, hemos tenido tiempo para contactar con nuestros hogares desde este reino tan lejano. Risas, alguna lágrima y mucha felicidad han brotado durante este agradable rato. Tras esto hemos podido disfrutar de una buena dosis de tiempo libre hasta la hora de la misa que nos ha servido mucho para disfrutar de la compañía del resto de acampados.

La misa, que ha sido preparada entre todos los grupos de catequesis, ha sido muy llevadera e interactiva lo cual demuestra las ganas y el interés de los mismos.

El juego de la noche nos ha transmitido el espíritu de las fiestas con un juego de mesa de tamaño gigante, la Oca.

Tras pasarlo bien durante todo el día, la oración de la noche ha servido como un repaso a todo el día y nos ha ayudado a marchar a la cama con calma y tranquilidad de cara a descansar suficiente para poder disfrutar el día de mañana.

Un saludo y, ¡buenas noches!

 

 

 

 

Día 6: La peste

La caza de dragones trajo consigo un problema, había ratas en los nidos que transportaban la peste, y por tanto hoy debíamos tener especial cuidado.

Tras un desayuno contundente (tostadas), nos hemos dispuesto a limpiar a fondo el campamento, para eliminar las zonas más contagiadas de la peste, como por ejemplo las habitaciones.

Relacionándolo, la catequesis iba dedicada a otro don de María: la pureza, limpieza y belleza. Una belleza dividida en tres: la belleza natural, la artística y la moral o interior. Así nos hemos comprometido a resaltar nuestra belleza interior y dejar que los demás disfruten de ella en vez de guardárnosla para nosotros y no compartirla.

El taller destacado de hoy es Atrapasueños, donde cada niño hace un colgante imitando las antiguas creencias tribales, en las cuales se creía que estos eran capaces de retener los sueños y evitar las pesadillas.

Con las energías repuestas por un baño en la piscina y una comida en abundancia, hemos comenzado la limpieza de la peste en una batalla campal contra las ratas, donde debíamos recolectar todo el antídoto posible por si acaso alguno de nuestro ejército se contagiaba por la mordedura de alguna rata.

Con el final de esta primera batalla contra la peste, nos hemos relajado en el segundo rato de piscina del día, zona segura y a salvo de esta epidemia.

Pero, ¡cuidado!  Algunos soldados han quedado contagiados y han tenido que cerrar las tres murallas del reino, los ejércitos deberán recolectar elementos del botiquín para poder salir de las murallas a salvo.

Con la oración de la noche, hemos recalcado la importancia de la belleza interior y cómo debemos cultivarla.

Tanto trajín de enfermedades, talleres, deportes y piscina ha dejado a nuestros soldados para el arrastre, así que nos vamos a dormir con la intención de reponer fuerzas para afrontar el día de mañana que comenzará con una tradición que ya no es sólo española, sino que hemos adoptado también en Izvor… ¡Los encierros de San Fermín!

Buenas noches y, ¡hasta mañana!

 

Día 5: La caza de dragones

Hoy por la mañana los chicos se han levantado con alma de verdaderos cazadores de dragones.

Tras el desayuno, en catequesis hemos hablado de la gracia de Dios, un don que nos regala la presencia de Dios en nuestro corazón y que debemos de compartir con los demás para iluminar sus vidas con nuestros actos. Más tarde hemos tenido un rato en la piscina para relajarnos y llegar a la comida mas frescos.

El taller de hoy es Camibolsas, donde con un poco de pericia, cosemos la base de la camiseta y usamos las mangas como asas, para así convertir una vieja camiseta en una magnifica bolsa.

En el juego de la tarde, hemos tenido duelos uno contra uno para demostrar a los señores feudales quien es el mas apto para el evento que iba a suceder por la noche, la verdadera caza de dragones, cuando ellos están dormidos.

Tras un breve rato de piscina y una cena en abundancia, partimos en búsqueda de dragones para poder robarles sus huevos y dominar estas fantásticas criaturas, aunque hemos tenido problemas en la búsqueda, los mas bravos han conseguido un puñado de huevos y podrán disfrutar del dominio de dragones

Hoy como algo fuera de lo normal, hemos hecho la oración de la noche observando las estrellas y como son fuente de luz, comparándola con la gente buena, que son fuentes de luz de Dios y como nos debemos dejar iluminar por ellos.

Buenas noches y hasta mañana.